Caries en los niños

 In Dentistas Guadalajara

 

En nuestra última entrada hablamos de algunos de los problemas dentales más comunes en los niños, por qué se originan y los problemas que podrían derivar de ellos si no son tratados a tiempo. En esta ocasión nos dedicaremos a hablar exclusivamente de la caries dental en niños, abordando algunas recomendaciones para prevenir su aparición y la mejor manera de tratarlas oportunamente.

Las caries son una enfermedad crónica muy común tanto en adultos como en niños y aparecen por lo regular desde muy temprana edad afectando el estado de los dientes temporales comúnmente llamados “dientes de leche”. Las caries son muy comunes en niños en un rango de edad entre los 2 y los 11 años y aunque son identificadas como un problema, en muchas ocasiones no se les da importancia ni la atención necesaria pues se espera que con la dentición definitiva este problema quede resuelto.

Si bien es cierto que cuando se caen los dientes de leche y comienzan a salir los dientes permanentes las caries ya no estarán presentes, no estamos considerando que la razón principal por la que aparecieron en primer lugar fueron los malos hábitos tanto alimenticios como higiénicos. Por esta razón, los  especializados en atención infantil ponen especial énfasis en enseñarles a los niños hábitos de higiene bucal y limitar su consumo de alimentos con alto contenido en azúcar, que durante la infancia son los principales causantes de las caries.

Como hemos mencionado, los niños desde muy temprana edad pueden desarrollar caries y por esta razón los Dentistas Guadalajara especializados en odontopediatría recomiendan tomar ciertas medidas desde que los niños son aún bebés para evitar que sus dientes sufran daño. En primer lugar se debe evitar dar al niño biberones con bebidas que contengan mucha azúcar, como leche azucarada, ponche de frutas, gelatinas, jugos o refrescos. Tampoco es recomendable que el niño use chupones untados con miel, azúcar ni ningún tipo de jarabe dulce y que se le permita usarlos durante mucho tiempo. Los especialistas sugieren que a partir de los 6 meses de edad se comience a acostumbrar a los niños a beber en una taza y que una vez cumplido un año de edad se suspenda el uso del biberón, esto también ayudará a que el pequeño no desarrolle otro tipo de problemas en encías y dientes.

Dentistas-Guadalajara-ImpladentAdicionalmente se recomienda que a la hora de dormir no se le dé al niño ningún tipo de bebida azucarada y si tiene sed sólo beba agua. Esto aplica tanto para bebés como para niños mayores y se debe poner especial cuidado en que si el niño ya se lavó los dientes no ingiera bebidas azucaradas ni con gas, pues durante ese momento el esmalte de los dientes puede ser más susceptible a sufrir un debilitamiento.

Cuando los niños son muy pequeños aún no se pueden cepillar los dientes ni utilizar pasta dental pues es demasiado agresiva para sus piezas dentales, por ello existen cepillos con cerdas suaves especiales para niños y se recomienda que sólo usen una gota de pasta para dientes. Si el niño apenas se encuentra en el proceso de dentición lo que puedes hacer es limpiar sus encías y dientes después de cada comida con ayuda de un trozo de gasa limpia para remover la placa que podría generar la aparición de caries e infecciones.


Como sabemos, la mejor manera de enseñar a los niños es mediante el ejemplo, así que si tú tienes buenos hábitos de higiene bucal e invitas a tu hijo a que te acompañe cada vez que te laves los dientes o al menos antes de dormir, aprenderá que es una actividad necesaria y la adoptará fácilmente como parte de una rutina. En este sentido es importante que conozcas la correcta técnica de cepillado para que puedas enseñar y corregir a tu hijo, y en caso de que no tengas claridad no dudes en consultar a tu dentista. Durante la infancia se recomienda que se utilicen pastas dentales sin flúor hasta que el niño sea capaz de escupir todos los restos de la pasta después de cepillarse, también el agua que use para enjuagarse deberá ser potable por si la llegase a beber por accidente.

El uso del hilo dental también es indispensable para lograr una correcta limpieza de los dientes y la sugerencia general es que tú lo pases entre los dientes de tu hijo a partir de los 3 años o una vez que todos sus dientes de leche hayan brotado.

Ahora ha llegado el momento de hablar de los principales errores que se cometen y por los que los niños sufren las consecuencias de tener un diente con caries: dolor y malestar que puede desembocar en la pérdida de la pieza afectada. Al primero de ellos ya nos referimos al inicio de este artículo y es no darle importancia a los problemas dentales de los niños que aún no tienen sus dientes definitivos. Sin embargo, temporal o no, un diente que no se encuentra en óptimas condiciones genera malestar, puede afectar la mordida, la autoimagen del niño y si consideramos que algunos dientes se llegan a caer hasta los 12 o 14 años entenderíamos fácilmente por qué es necesario cuidar los dientes de leche.

El siguiente error que se comete en el cuidado de los dientes durante la infancia está directamente relacionado con el anterior y es la falta de revisión periódica del estado de los dientes. En casa tú puedes revisar que los dientes de tus hijos estén sanos y se recomienda que cuando todos los dientes hayan salido se comiencen las visitas rutinarias al dentista para identificar a tiempo cualquier infección o caries y poder tratar el problema cuanto antes para evitar complicaciones.

Por último, no controlar el consumo de golosinas y bebidas azucaradas de los niños en combinación con malos hábitos de higiene bucal provocarán la aparición de caries.

Si estás buscando Dentistas Guadalajara profesionales y especializados en atención infantil visítanos, en Impladent ofrecemos la mejor atención a un precio altamente competitivo. 

Recent Posts

Leave a Comment

Start typing and press Enter to search