CÓMO SE COLOCAN LOS IMPLANTES DENTALES (PRIMERA PARTE)

 In Implantes dentales

Los Implantes Dentales se utilizan cuando se ha presentado la pérdida de alguna pieza dental y permiten sustituirlos devolviéndole la estabilidad a la dentadura, para que de esta manera no pierda su funcionalidad y no se altere su aspecto. En la actualidad los implantes se fijan al hueso a través de un tornillo de tamaño pequeño y en esta entrada te explicaremos cómo es que se colocan y qué  puedes esperar en el consultorio de un dentista al someterte a este proceso.

La colocación de un implante requiere de una intervención quirúrgica para la que se aplica una anestesia, ya sea local o para sedar al paciente utilizando óxido nitroso, un sedante oral o intravenoso. La anestesia evitará que sientas algún malestar durante el proceso y permitirá al dentista trabajar con más calma y mayor precisión. Tal como ocurre con cualquier otro tipo de procedimiento quirúrgico, las cirugías dentales varían dependiendo de las características y necesidades del paciente, así como de las preferencias tanto del dentista como de la persona que se someterá al proceso.

El procedimiento para colocar Implantes Dentales se puede dividir en cuatro etapas, la primera de ella correspondiendo a la fase de planeación personalizada del procedimiento y del tipo de implante a utilizar, y las otras tres a la cirugía como tal. El método que más comúnmente se utiliza es la cirugía escalonada, aunque también se puede hacer en una sola etapa pero la elección de una u otra dependerá de las necesidades y preferencias del paciente en cada caso.

La planificación del tratamiento comprende el estudio del caso del paciente para poder desarrollar un plan personalizado. En este punto conviene que hablemos de las características generales de un implante dental que lo más común es que tenga forma de tornillo, es decir, que se pueda enroscar para adherirse bien al hueso. Para la fabricación de los implantes se utilizan materiales biocompatibles, como el titanio, esto con la finalidad de reducir las probabilidades de que el cuerpo las rechace y que se puedan unir perfectamente al hueso. Este material puede estar recubierto de otros materiales que contribuyan a aumentar la adhesión del implante al hueso.

Un implante, estructuralmente hablando está compuesto de diferentes partes: cuerpo, tornillo de cobertura, pilar de cicatrización, conexión prostésica, pilar y transfer. Ahondar en las características de cada uno de ellos sería entrar a terrenos muy técnicos pero sí conviene mencionar los diferentes tipos de implantes que existen según su localización respecto al hueso. Encontramos de esta manera  implantes subperiósticos que parecen una especie de pequeño puente o silla de montar que se coloca entre las crestas óseas y son utilizados principalmente cuando la mandíbula presenta mucha reabsorción ósea.Implantes-Dentales-impladent

Los implantes que se introducen en el maxilar para tratar su atrofia tienen una longitud de 15 mm y reciben el nombre de pterigoides. Otro tipo de trasplantes son los cigomáticos que  son mucho más largos de lo normal alcanzando hasta los 53 mm y se recomiendan a personas que presentan un alto grado de atrofia en el hueso. También existen implantes que se colocan en las cuencas de los maxilares y son llamados enso óseos, ya sea cilíndricos o láminas perforadas, siendo éstas últimas las que permiten que el hueso crezca a través de los implantes en pacientes con las cuencas de la mandíbula muy delgadas, lo que impide insertar un implante cilíndrico.

En la fase de estudio y planeación el dentista puede tomar radiografías y tomografías 3D así como modelos de tu boca. Una vez que se hayan detectado tus necesidades particulares, el dentista procederá a determinar cuántos implantes tendrá que utilizar y dónde los localizará para obtener los mejores resultados.

El siguiente paso, que sería el primero en el procedimiento de la cirugía escalonada, es la colocación del implante. Un implante dental básicamente lo que hará es sustituir la raíz del diente que hace falta. El implante se tiene que insertar en el hueso por debajo de la encía. Afortunadamente las técnicas utilizadas en la actualidad no exigen que se tenga que hacer una gran incisión en la encía, de manera que no se presenta mucho dolor ni inflamación y se agiliza el proceso de cicatrización.

Una vez que se ha insertado el implante se espera a que cicatrice antes de proceder a retirar la encía superpuesta al implante. La razón por la que no se retira la encía superior desde el inicio es que sin ella la cicatrización sería mucho más lenta y el implante estaría expuesto y desprotegido. El proceso de cicatrización puede variar de una persona a otra y mientras que en algunos casos puede tomar sólo unas semanas, para la cicatrización en otras personas puede ser necesario que pasen hasta 3 meses. Si este es tu caso no debes preocuparte pues el dentista te colocará puentes o coronas para que no tengas que estar sin dientes mientras estés listo para la segunda etapa del procedimiento.  

En próximas entradas hablaremos sobre la segunda y tercera etapa del procedimiento quirúrgico de Implantes Dentales. Recuerda que en Impladent somos expertos en la colocación de implantes y uno de nuestros especialistas se encargará de evaluar tu caso para emplear los implantes y seguir el proceso que mejor convenga según las características de tus dientes y encías y de tus necesidades e intereses.

Si quieres saber más sobre nuestros servicios te invitamos a ponerte en contacto con nosotros, en Impladent responderemos todas tus preguntas y te daremos la atención que te mereces.

 

Recent Posts

Leave a Comment

Start typing and press Enter to search