Dentistas, consejos para lavarse los dientes

 In Blog

Las encías son los elementos más frágiles que tiene la cavidad oral. Se constituyen del periodontal, junto al hueso alveolar y al ligamento periodontal. Su función es rodear y sujetar los dientes. Por lo tanto, unas encías sanas mantienen todas las piezas dentales bien ajustadas y sujetadas, lo cual garantiza que puedan cumplir con su función masticatoria, así como el aislamiento de los organismos de agresiones que llegan del medio externo.

Los dentistas siempre se mantienen al tanto del aspecto de las encías de cada cliente y conocen muy bien los riesgos que una patología en esa zona lleva consigo. Sabemos que es una de las principales causas de pérdida de dientes en cada uno de los adultos. El gran problema es que sus síntomas no se notan hasta que la afección está ya avanzada. En consecuencia, el mejor método de combate para estos casos es la prevención.

Cuando se padece gingivitis o periodontitis, el tejido gingival se encuentra inflamado y rojizo, además las encías suelen estar sangrando cada vez que se cepilla, sin importar que sea suave o agresivo el proceso de cepillado. Cabe destacar que estas enfermedades se pueden detectar con una exploración bucal en casa, aunque es esencial saber también qué aspecto tiene una encía sana.

Y es muy sencillo: se adapta completamente a los dientes en forma festoneada y su color es rosa claro. Cuando una encía está en un estado de salud muy óptimo, los espacios entre los dientes no deben crecer progresivamente, los dientes tampoco se hacen más largos y, lo más importante, no existe ningún dolor intermitente o continuo.

Además, no se puede tener un sagrado con el cepillo al momento de estar lavándose los dientes. Lo normal es que ninguna de las encías sangre al utilizar un cepillo dental, cuando ocurre lo contrario, es preciso hacer una cita con el odontólogo para poder revisar la boca, pues esto puede ser producto de una gingivitis incipiente o de una técnica de lavado de dientes muy agresiva y poco recomendable.

Cabe destacar que es necesario controlar la fuerza y tener un cepillo que sea adecuado para las necesidades del paciente. Lo normal es que se tenga un cabezal pequeño y las cerdas sean blandas para no dañar el esmalte de los dientes ni las encías. Sin embargo, la causa principal de las enfermedades de las encías es, precisamente, la acumulación de bacterias en la cavidad bucal.

Estos pequeños microorganismos pueden habitar en la boca y depositarse sobre la superficie de los dientes, así como en el surco gingival, lo cual crea aquello que le llamamos placa bacteriana. Cabe señalar que en la boca existen más de 700 tipos de bacterias, muchas de ellas son demasiado dañinas para el paciente. Si no son eliminadas a través de la higiene dental y de limpiezas profesionales, pueden provocar pérdida de dientes.

Los dentistas de Impladent insisten en programar visitas cada cierto tiempo para poder llevar a cabo ciertas revisiones exhaustivas y, si es posible, iniciar un plan de tratamiento pronto y efectivo. Uno de los factores que pueden provocar que exista una enfermedad de las encías es el tabaquismo. Si bien, no es considerado estrictamente como una causa, sí contribuye a desarrollar la enfermedad y reduce la eficiencia del tratamiento.

Las sustancias que contienen los cigarrillos hacen que se reduzca considerablemente el aporte sanguíneo a cada uno de los tejidos de la encía y disminuye, como principal consecuencia, la capacidad de estos tejidos de poder defenderse frente a las placas bacterianas. Los pacientes que llegan a fumar más de 10 cigarrillos al día son aquellos que están más afectados por estas circunstancias. Dejar de fumar garantiza una salud bucal idónea.

Además, es importante comentar que la enfermedad de las encías es una patología oral con mayor frecuencia en nuestros días, justo después de las caries dentales. Cabe destacar que la gingivitis afecta considerablemente la totalidad de la población de infantes en un 67%, así como en la población de adultos en un 47%. La periodontitis apenas afecta a los niños, pero prevalece en los pacientes adultos.

Existen estudios científicos en donde se ha logrado demostrar que uno de cada dos adultos se encuentra afligido por esta enfermedad, esto comienza a prevalecer a la edad de 35 años. Además, la prevalencia se encuentra en el 50% del total de las personas que se ven afectadas.

Se requiere de cierta habilidad para poder cepillarse correctamente los dientes, principalmente, se tiene que hacer con más constancia para poder evitar cualquiera de estos problemas, pues los dientes deben ser limpiados después de cada una de las comidas y antes de irse a dormir. Existen algunos cepillos de dientes que deben ser suaves y de un cabezal no tan grande para ofrecer los mejores resultados.

En Implandent tenemos el mejor equipo de profesionales que pueden brindarle una atención personalizada y acorde a las necesidades que tenga su salud bucal. En nuestras clínicas tenemos los mejores dentistas, los cuales le exhortarán a visitar a su médico odontólogo cada seis meses. En nuestras instalaciones, podrá recibir una atención especializada y, si es necesario, le darán una limpieza dental.

Es importante para nosotros que usted tenga una salud dental y pueda cumplir fácilmente sus metas. Ya que sabemos que una sonrisa requiere de buenos cuidados desde casa, pero también se tiene que visitar al médico odontólogo cada cierto tiempo para poder evitar cualquier problema con la salud de su boca. No dude más, visítenos para conocer más detalles.

Recent Posts

Leave a Comment

Start typing and press Enter to search