Dentistas01Regularmente los dentistas son confundidos por agentes de tortura. La verdad es que apoyan con mucho profesionalismo a las personas, cuidando de su salud oral, la cual, como próximamente explicaremos, es de suma importancia. Si nunca te habías puesto a pensar en lo fundamental de mantener los dientes sanos, quizá quieras continuar leyendo…

Gracias a los avances tecnológicos que hoy en día se encuentran entre nosotros, podemos jactarnos de que tenemos las facilidades que muchos de nuestros abuelitos hubieran querido. En el mundo actual, no hay excusa para no cuidar del cuerpo. Sobre todo si vives cómodamente en la República Mexicana, donde la información se encuentra al alcance, ya sea bien por internet, por medio de libros o revistas, o incluso de boca en boca. Tanto la alimentación como el ejercicio, la meditación y otras prácticas, son esenciales si quieres vivir sanamente y con plenitud.

Así como los avances tecnológicos, los dentistas son un elemento primordial en el cuidado y mantenimiento de tu cuerpo y mente. Cuando algún elemento de tus dientes o boca no está funcionando de la forma en que debería, más problemas se inician. Y nadie quiere sentirse mal, claro. Hasta que ya está sintiéndose suficientemente mal, ya acuden con un especialista.

Para que no te suceda a ti, queremos prevenirte de todo lo que un simple dolor de diente puede provocar. Si no lo habías notado, hay consecuencias de ignorar una molestia. Y si ya lo habías notado, no dejes de asistir a tus revisiones periódicas. Podrían salvarte incluso la vida. Veamos…

Hay dos aspectos en los que tienes que fijarte cuando tienes problemas con los dientes: el aspecto de la salud física, y el aspecto de la salud mental. Ambos son muy importantes y te explicamos por qué:

Salud física. Todos los órganos del cuerpo están conectados entre sí y no hay una parte de ti que no tenga que ver con la otra. Por supuesto, las partes que están más cercanas entre sí se afectan directamente. Pero claro, también hay forma de que tu salud corporal no se encuentre al cien por ciento, aún si pensabas que algunos miembros de tu cuerpo no se conocían. Por ejemplo, el sistema respiratorio tiene mucho que ver con el sistema auditivo. Si te resfrías, indudablemente el oído será afectado, ya sea porque sentirás cierto taponamiento o porque te dolerá. La sien, que es la parte del frente de la cabeza, también te dolerá por los oídos, por el resfriado.

Pero por otro lado, si creías que un simple dolor de pies no afectaría a otras partes completamente alejadas como la cabeza, estás en un error. El dolor de pies, por cansancio, también se relaciona con tu cabeza. Es decir que no querrás si quiera moverte porque te encuentras exhausto. Tu cabeza tampoco tendrá fuerzas para continuar pensando o asintiendo. Así que no desvalorices ningún elemento vital de tu cuerpo. Todos son importantes.

Los dientes son de extrema significancia porque permiten que los alimentos sean reducidos a nutrientes para absorber. Si alguno no está funcionando de forma adecuada, no te hagas el valiente y mejor acude con los dentistas. Un simple dolor de muela puede provocar dolores de cabeza o migraña, incluso, quitarte el hambre, puede causar malestar en la mandíbula, hasta el cuello, o los oídos también. Y además, impedirá que puedas desarrollarte al máximo, es decir que afecta a tu desempeño en el resto de las actividades, así sea caminar o bailar o estudiar.

Además, no queremos asustarte, pero una pequeñísima molestia puede llegar a convertirse en un problema más grave, como una infección. Así que no dejes de visitar a tu especialista oral, en Impladent.

Salud mental. Por supuesto, la salud física también tiene repercusiones en la salud mental, y al revés. Cuando te encuentras sano en ambos aspectos, no tienes por qué preocuparte. Imagina que ese pequeñísimo dolor de muela o diente se mantenga allí en tu boca por semanas porque estás demasiado ocupado o porque piensas que pronto se pasará…¡y no se pasa! Al provocar molestia en la boca se provoca molestia en el cuerpo en general como lo hemos visto, y entonces tu mente tiene una inclinación hacia la no concentración en lo que realmente importa, porque se está enfocando en el dolor de tu boca. Comienzas entonces a sentirte impaciente porque no puedes realizar tus actividades, te provocas ansiedad, y tu mente, lo único que busca es serenarse pero no puede. En realidad te estás torturando tú mismo y no hay necesidad de ello.

Recuerda que la salud mental es tan importante como la del cuerpo, y ambas están conectadas. Si una parte de ti no está funcionando debidamente, no la ignores y mejor acude con los especialistas, que en este caso son nuestros dentistas en Impladent.

Esperamos que con este breve artículo ya no sea tan difícil tomar la decisión de acercarte a una clínica de salud oral. Por lo general no se le da la importancia adecuada a esta parte del cuerpo y no podría ser más preocupante.

Comunícate con nosotros para que podamos otorgarte una cita y revisar tu caso. Los chequeos periódicos son también muy importantes para asegurar la prevención de enfermedades bucales o accidentes orales. Mientras más cuidado le pongas a tu cuerpo, mejor podrás desempeñarte en tus actividades diarias, no lo olvides.

Start typing and press Enter to search