El buen cuidado dental

 In Blog

Cuando hablamos de salud dental, México tiene cifras que resultan alarmantes, los estudios más recientes revelan que el 85% de los mexicanos tiene caries, mientras que el 90%  sufre de gingivitis. Estos datos sólo revelan la poca cultura de prevención que tenemos los mexicanos en materia dental. Al acudir de manera frecuente al odontólogo se previenen los problemas dentales y de encías, lo que nos permite mantener la salud y la estética de nuestra boca.

Para todos aquellos que no toman en serio su salud dental, permítanme decirles que el mal cuidado de los dientes y las encías puede generar enfermedades que podrían ser graves e incluso causar la muerte. Los problemas de salud bucal pueden afectar el corazón o el oído, desencadenando otras afecciones de mayor gravedad. Por este motivo, los expertos recomiendan visitar dos veces al año a los dentistas para prevenir cualquier enfermedad.

Nuestra voluntad y los conocimientos del odontólogo pueden ahorrarnos los tormentosos dolores generados por infecciones o caries dentales. Con la colaboración de los pacientes, el especialista dental puede contrarrestar los efectos negativos de la falta de higiene o del excesivo consumo de azúcares que posteriormente las bacterias de nuestra boca transforman en ácidos que hacen más vulnerables a las piezas dentales de contraer las terribles y molestas caries.

Las bacterias de nuestra boca se alimentan y además multiplican gracias  a las partículas de comida, ya que los ácidos atacan el esmalte dental y lo vuelven poroso. Cuando el esmalte poroso se desmorona se hacen las caries o agujeros. En esta primera etapa no existen molestias, pues la caries aún es joven, cuando la infección llega a la cavidad pulpar del diente es cuando se presenta el dolor agudo que seguramente muchos han experimentado.

Pero este no es el único modo en que las bacterias que forman la placa nos atormentan. Si la placa no es eliminada mediante el cepillado, la placa se endurece y forma un depósito calcificado al que vulgarmente conocemos como sarro. Esta enfermedad puede provocar que las encías se inflamen y por ende, los dientes se separan, acumulando restos de comida entre ellos, situación que, sin duda, representa un festín para las bacterias que provocan la placa.

Generalmente los dentistas bien capacitados revisan más allá de los dientes, prestan atención a las encías, medirán el espacio que existe entre los dientes, revisarán la lengua y la forma en que oclusiona la mordida. Además, se tomará el tiempo de revisarte y ver si tienes caries así como la forma en que te han hecho curaciones anteriores. En estos casos, siempre es muy importante seguir las recomendaciones del odontólogo.

Sin embargo, no sólo basta el tratamiento que un odontólogo le pueda brindar al paciente, para tener una sonrisa perfecta es necesario tener buenos hábitos de higiene que nos permitan utilizar la mejor arma de seducción que existe en todo el mundo: una bella sonrisa. Está totalmente comprobado que una sonrisa bien cuidada aumenta el autoestima de las personas, pues esto les permite sonreír más y, por ende, mostrarse tal y como son, sin miedo a la crítica.

La primera regla básica que los dentistas recomiendan para conservar una hermosa sonrisa es el cepillado dental después de cada ingesta de alimentos y por lo menos tres veces al día. Esto evitará que se forme la terrible placa dentobacteriana, además, nunca debes irte a la cama sin haberte lavado los dientes y sin usar hilo dental para retirar los restos de comida que puedan quedarse entre los dientes y que el cepillo no puede acceder a ellos.

Otro de los tips para conservar una bella sonrisa es que antes de usar cualquier producto (enjuague bucal, pasta o líquido medicinal) debes consultar a tu odontólogo. Esto es muy importante porque existen algunas personas que por el tipo de tratamiento dental al que han sido sometidas no son aptas para utilizar cualquier artículo de limpieza dental. También es muy útil preguntarle al especialista qué cepillo es el más adecuado para ti, sin duda sus conocimientos le permitirán recomendarte el mejor cepillo que exista en el mercado.

Es importante que sepas que la boca no sólo tiene dientes, por ello debes mantener una correcta higiene del paladar y de la lengua. Existen limpiadores linguales que te permiten conservar una excelente higiene de este órgano tan importante para hablar, incluso con el mismo cepillo es posible mantener una correcta higiene. Para evitar que las encías se inflamen y sangren, debes dar un ligero masaje con movimientos circulares.

Los dentistas también recomiendan cambiar el cepillo dental cada tres meses. En primer lugar, con el paso del tiempo, los cepillos pueden conservar gérmenes, hongos y bacterias que pueden afectar tu salud bucal y general. Además, después de cierto tiempo (tres meses) las cerdas del cepillo comienzan a perder su forma y a despuntarse, generando que el cepillado no sea el más adecuado para eliminar de forma correcta la placa dentobacteriana.

El último consejo y no por ello menos importante es la visita a tu odontólogo dos veces por año como un método de prevención de problemas dentales. Recuerda que un especialista dental es el más apto para atender las afecciones de tu boca. Mantén tu boca saludable, una boca sana nos ayuda a mantener la salud general, pues nos permite masticar de forma correcta los alimentos que ingerimos y así absorber de la mejor forma los nutrientes que nos proporciona la comida.

Si has pensado acudir con un verdadero especialista que pueda brindarte los mejores consejos y tratar cualquier problema dental que padezcas, acude a Impldent, esta es una clínica dental que cuenta con dentistas perfectamente capacitados para brindarte el mejor y más adecuado tratamiento para conservar tu salud bucal.

Recent Posts

Leave a Comment

Start typing and press Enter to search