¿En qué consiste un tratamiento de ortodoncia?

 In Clinicas Dentales en Guadalajara

En entradas anteriores hablamos de la mala alineación de los dientes, de los síntomas y de los problemas que se pueden derivar de no darle un tratamiento adecuado. En esta ocasión explicaremos en qué consisten los tratamientos para la mala alineación de los dientes que puedes esperar que tu ortodoncista te sugiera en las Clínicas Dentales en Guadalajara, como Impladent.

El paso previo a recibir un tratamiento es el diagnóstico. Los defectos en la alineación dental se identifican en el consultorio durante las revisiones rutinarias que al menos tenemos que hacernos cada seis meses, pero también hay algunos síntomas que nos ayudan a identificar si tenemos este problema. El primero y más evidente es tener los dientes superpuestos, inclinados hacia adelante o hacia atrás o que nuestros molares no ensamblen bien al momento de masticar o morder algo. También hay otros indicadores de una mala alineación dental que no tienen que ver con presentar los dientes chuecos o torcidos, y es cuando los dientes superiores sobresalen de los inferiores al cerrar la boca, o al contrario, si los inferiores sobresalen de los superiores.

Otros síntomas pueden ser problemas gástricos, mal aliento, alteraciones en la manera de hablar afectando la dicción, morderse constantemente la lengua o la parte interna de las mejillas y crujidos en la mandíbula al hablar o morder, ocasionados por una mala posición de la mandíbula y dientes respecto al cráneo.

Si presentas los síntomas anteriores es de importancia que vayas con un dentista, quien tras evaluar tu caso te canalizará con un especialista en ortodoncia que se encargue de hacer el diagnóstico preciso y comenzar con el tratamiento para corregir la mala alineación dental. Para diagnosticar correctamente el problema y llegar al tratamiento que resulte más conveniente puede ser necesario sacar radiografías, tanto dentales como faciales o de cráneo, según sea necesario, así como hacer moldes diagnósticos de tu mordida.

Los tratamientos para corregir la alineación de los dientes pueden incluir el uso de aparatos como brackets, frenillos o correctores dentales, cirugía, extracción de piezas dentales y el moldeo y reconstrucción de dientes que presenten irregularidades. La extracción de piezas dentales puede ser necesaria cuando los dientes están encimados y si no hay espacio suficiente para que los dientes mal alineados se puedan recorrer para ocupar su lugar al colocar frenillos.

Clínicas-Dentales-en-Guadalajara-impladentLa cirugía se aplica cuando es necesario modificar el tamaño de la mandíbula, esto sólo se aplica en casos muy particulares. Con la cirugía se utilizan placas y tornillos para fijar y estabilizar el hueso de la mandíbula y el paciente no presente complicaciones.

Dicho lo anterior procederemos a hablar de la técnica más común para la corrección de la mala posición de los dientes: los frenillos. Como sabrás, los aparatos conocidos comúnmente como frenos son bandas metálicas que se colocan en la superficie de los dientes, estas bandas se unen a alambres o resortes que aplican fuerza sobre las piezas para que se alineen. Un tratamiento de ortodoncia en las
se compone de tres etapas.
           


La primera de ellas consiste en hacer espacio en la boca para que haya suficiente para todos los dientes, para ello se pueden utilizar expansores de paladar y barras linguales. Después de que se haya ganado espacio en la boca sigue la etapa de corrección activa, es en esta fase cuando se colocan los frenillos en los dientes para que se enderecen los dientes y se corrijan sus problemas de alineación. Los frenillos se usan durante un lapso de tiempo determinado por el ortodoncista, según la gravedad del problema de alineación, irregularidad de los dientes y si existen algún problema en la mandíbula.

Una vez que haya transcurrido el tiempo destinado al tratamiento de corrección activa se retiran los frenos y da inicio la etapa de retención, en la que el paciente usará un retenedor ya sea fijo o removible para mantener los dientes en su lugar. En esta etapa es muy importante que el paciente sea monitoreado por el ortodoncista con cierta regularidad para asegurarse de que las piezas sigan rectas y bien alineadas y que, en caso de ser necesario, se corrijan las irregularidades que presenten los dientes en su superficie.

Existen diferentes tipos de frenillos y han ido modificándose tanto que ahora son bastante pequeños y prácticamente invisibles. Hasta hace 30 años los únicos frenillos disponibles eran bandas de metal que se pegaban alrededor de los dientes pero en la actualidad se utilizan brackets de cerámica o metal que se ponen sobre el diente.

Los brackets se fijan a los dientes con un pegamento especial y están unidos entre sí por una banda de metal que puede ir por los dientes posteriores. Los brackets tienen que ser ajustados periódicamente por el ortodoncista. El material y tamaño de los brackets dependerá tanto de las necesidades del tipo de tratamiento que el paciente necesite como de su presupuesto y hay opciones que prácticamente no se ven, por lo que no tienes que preocuparte porque el usar frenillos afecte tu apariencia.

Durante todo el proceso de corrección de los defectos en la alineación dental es muy importante que seas muy minucioso con tu higiene bucal y en nuestras siguientes entradas te enseñaremos la manera correcta de cepillarte tanto si tienes frenillos como si no, y te daremos algunos tips para la elección del cepillo de dientes y el uso de hilo dental.

Recuerda que en Impladent somos la mejor opción de entre todas las Clínicas Dentales en Guadalajara. Si quieres contactarnos para que aclaremos tus dudas o deseas agendar una cita puedes hacerlo a través de nuestros números telefónicos o email, en Impladent con gusto te atenderemos.

Recent Posts

Leave a Comment

Start typing and press Enter to search