La cultura de la prevención dental

 In Blog

Es muy triste ver que México es uno de los países con mayores problemas dentales en el mundo, el consumo de productos para la salud bucal es uno de los más bajos del continente americano, situados por debajo de Argentina y Brasil. Algunos especialistas afirman que el problema se encuentra desde la educación que reciben los futuros odontólogos, su preparación está enfocada en el ataque de enfermedades dentales más que en la prevención de las mismas.

Una endodoncia o tratamiento de canales es producto de la falta de cuidado que las personas tienen con sus piezas dentales. Un tratamiento de esta naturaleza es muy peligroso, la forma de evitarlo es a través de la prevención en la aparición de caries, las cuales son producto de bacterias que se encuentran en la placa dental y que metabolizan los azucares hasta convertirlos en ácidos que dañan nuestros dientes.

El tratamiento de canales es un método que permite salvar las piezas dentales que se encuentran dañadas a causa de una caries, en el pasado, los dientes con pulpas dañados no tenían solución y era necesaria su extracción. Hoy en día, los odontólogos o endodoncistas utilizan este tipo de tratamientos para encontrar las causas que provocan molestias en el centro blando de una pieza dental y con ello poder tratar de la mejor forma el problema.

La pulpa es un tejido blando que se encuentra en el interior del diente y que contiene nervios, vasos sanguíneos y tejido conectivo que se extiende desde la corona dental hasta la punta de la raíz del diente, el cual se encuentra en el hueso de la mandíbula. Cuando la pulpa está dañada o enferma y no puede auto regenerarse ésta muere, generando intensos dolores en el individuo. La causa más común que genera la muerte de la pulpa es un diente fracturado (a causa de una caries o un golpe severo) o una cavidad profunda, lo cual genera infecciones en la pulpa dental.

Cuando esto ocurre, se acumula en la punta de la raíz, ubicada en el hueso maxilar, una “bolsa de pus” conocida como absceso. Este problema de pus puede causar daños irreversibles en el hueso y alrededor de las demás piezas dentales. Cuando la pulpa no es removida genera dolores que pueden llegar a afectar otros órganos, provocando serios dolores de cabeza e inclusive dolor en los globos oculares, generados por la inflamación provocada por la infección dental. Si no se trata a tiempo el problema, derivaría en la extracción de la pieza dental.

Sin embargo, es importante decir que una endodoncia es un tratamiento muy delicado que penetra hasta el interior del diente en busca de conseguir una mejora permanente. Es común que los tratamientos de canales duren para toda la vida, si esto no sucede es porque el procedimiento no fue realizado con la técnica correcta o existió un error cuando el individuo fue sometido al tratamiento. En un tratamiento de canales, la pulpa del diente es extraída por completo, por lo que la pieza dental queda vacía y se elimina el dolor causado por la infección o ruptura de la pieza.

Hoy en día, la endodoncia es un procedimiento dental muy común en todo el mundo, seguro para algunos e inseguro para otros. Algunos científicos aseguran que este tratamiento es muy peligroso, se estima que en México se realizan al año poco más de 31 mil procedimientos dentales de este tipo y miles de pacientes tienen la idea de que este es un tratamiento permanente y seguro para su problema dental.

Los dientes con endodoncias son, en esencia, dientes “muertos” que pueden convertirse en peligrosas incubadoras silenciosas de bacterias anaeróbicas altamente tóxicas. Bajo ciertas condiciones, este tipo de bacterias pueden llegar al torrente sanguíneo e infectarlo, causando una serie de enfermedades y padecimientos sumamente serios  que podrían afectar su estado de salud, aunque no de inmediato, pues estas enfermedades tardan algunas décadas en aparecer.

La gran mayoría de los dientes que son sometidos a un tratamiento de esta naturaleza se ven y se sienten bien durante muchos años, lo que provoca enfermedades en el sistema que son muy difíciles de detectar de forma inmediata, solo pueden ser detectadas hasta que se encuentran completamente desarrolladas y resultan muy peligrosas. Algunos dentistas desconocen los riesgos a la salud que este tratamiento puede generar en sus pacientes.

Es evidente que en todos los tratamientos existen ventajas y desventajas. Una endodoncia puede ser muy segura y el diente restaurado puede permanecer sano durante toda la vida, aunque esto sólo se puede lograr si el paciente cuida sus dientes y encías. Además, son vitales las visitas regulares con el odontólogo. Estos sencillos consejos permitirán evitar riesgos de convertir un tratamiento completamente seguro en un riesgo para la salud.

Pero sin duda, lo mejor es evitar el someterse a este tipo de tratamientos, lo cual se logra a través de una cultura de la prevención dental, la cual incluye estrategias básicas como la reducción en el consumo de azucares e incluso llevar una dieta balanceada. Además, la visita constante con el médico odontólogo es vital para la prevención de caries y otras afecciones que podrían dañar tu sonrisa.

Si deseas prevenir alguna enfermedad dental o padeces alguna molestia es muy importante que acudas con un especialista que te brinde un servicio profesional y de calidad. Impladent es una clínica dental enfocada en el cuidado de la salud bucal y ofrece una gran variedad de servicios con la más alta calidad y tecnología que hoy existe en la odontología.

Recent Posts

Leave a Comment

Start typing and press Enter to search