MITOS Y REALIDADES DE LOS IMPLANTES DENTALES

 In Blog

Hace unos años, los médicos solían tratar los dientes dañados con canales radiculares, dentaduras postizas o puentes. Sin embargo, estos procedimientos hicieron más daño a los dientes adyacentes en lugar de soportar el diente dañado. El conducto radicular falla, las dentaduras caen y los puentes requieren que los dientes adyacentes sean cortados. Para superar todos estos procedimientos infructuosos, a los dentistas se le ocurrieron implantes dentales.

Éstos, son postes de metal o tornillo que se colocan quirúrgicamente en la mandíbula debajo de las encías. Una vez en su lugar, permiten que tu dentista monte dientes de repuesto (tapa) sobre ellos.

Aunque obtener implantes dentales es el procedimiento más efectivo para la corrección de la sonrisa y el reemplazo de dientes, muchas personas siguen dudando acerca de la recepción de los implantes en México e inclusive en otras partes del mundo. Esto se debe a varios mitos y conceptos erróneos que se dan a través de la cirugía de implante dental.

Estas soluciones se utilizan para reemplazar los dientes que faltan y son una gran alternativa a prótesis parcial o total. Por ejemplo, una raíz artificial de titanio se implanta en la mandíbula para reemplazar la raíz del diente natural. Un diente de reemplazo se une al implante, haciendo que tu sonrisa se vea tan buena como nueva. Estos implantes ofrecen una variedad de beneficios en cuanto a comodidad, función y estética.

Diferenciar entre los mitos y los hechos de los implantes ayudará a revelar si este procedimiento es adecuado para ti.

Mito: Todo el mundo es apto para los implantes dentales.

Realidad: Los implantes dentales no son para todos. Para ser elegible para el procedimiento, debes tener hueso fuerte adecuado para asegurar el implante. Hay muchos otros factores que se evalúan en tu primera visita en la clínica Impladent.   Si tienes ciertos factores de riesgo que te impiden obtener implantes, procedimientos más simples pueden ser un ajuste mejor para tu salud dental. Tu doctor especialista te puede decir si los implantes dentales pueden funcionar y cuáles son todas tus opciones.

Mito: Los implantes de dientes son extremadamente dolorosos.

Realidad: Antes del procedimiento, tu médico especialista administrará anestesia, por lo que no experimentarás ninguna molestia. Esto ayuda a hacer el procedimiento más cómodo y puede ayudar a minimizar el estrés y la ansiedad del paciente. Una vez que regreses a casa, puedes tomar algún tipo de medicina para mitigar el dolor.

Mito: Los implantes dentales pueden causar dolores de cabeza y migrañas.

Realidad: No hay investigación clínica que respalde esta afirmación. Si experimentas un dolor de cabeza o migraña post-procedimiento, puede ser un resultado de exceso de estrés durante el procedimiento, un signo poco probable de complicaciones quirúrgicas o un problema médico no relacionado.

Mito: Los implantes dentales pueden ser muy caros.

Realidad: Aunque el procedimiento en sí puede ser costoso, los beneficios de por vida que ofrece valen el costo. No se puede poner un precio en la buena salud bucal.   Además, tu plan de seguro dental puede cubrir una parte del procedimiento, y en algunos casos, los procedimientos protésicos y quirúrgicos están cubiertos.

Los costos iniciales de los implantes son más altos que otras soluciones alternativas como puentes y dentaduras postizas, pero los resultados son mayores también. El hecho es que los implantes son la solución más permanente. Los puentes, por el contrario, sólo duran un máximo de 6-7 años. Teniendo en cuenta este hecho, los tratamientos repetidos para puentes dentales o dentaduras postizas costarán mucho más que los implantes dentales a largo plazo.

Mito: La curación de una cirugía de implante dental es mucho más tardada que cualquier otro procedimiento quirúrgico.

Hecho: Esto no resulta correcto para todos. El tiempo de cicatrización completo para la cirugía de implante dental se extiende de 1 día a 6 meses. Varía de un paciente a otro, como el resto de las cirugías en el cuerpo.

Mito: Involucra cuidados especiales y mantenimiento

Realidad: Esto es totalmente erróneo. El hecho es que cualquier implante dental no requiere ningún tipo de acción extraña, limpieza o cualquier molestia de mantenimiento. Lo único que debes hacer es cuidar de tus implantes como lo haces con tus dientes naturales. Simplemente cepilla, utiliza hilo dental y ve a exámenes dentales regulares.

Mito: Los implantes son claramente visibles

Realidad: Este es un error bastante común. Los implantes de dientes no se notan fácilmente. El hecho es que los implantes son la mejor opción para una sonrisa de aspecto natural. Tus implantes pueden parecer tan reales que la gente no podrá notarlo a menos que tú se los revele a ellos. También hay posibilidades de que no crean tus palabras, incluso después de que lo has admitido. Sin embargo, también depende del dentista, así como la calidad de los materiales y componentes utilizados.

Mito: Todos los tratamientos de implantes dentales son los mismos

Realidad: No todos los dentistas son iguales. Y no todos los dentistas realiza tratamientos de implantes dentales de calidad. Ten cuidado con aquellos que pueden ofrecer precios extremadamente más baratos para los bajos estándares de componentes e implantes. Tus dientes son parte integrante de tu salud, por lo que necesitas es asegurarte de que estás en las manos correctas. Para ello, siempre puedes acudir a nosotros. Con gusto te daremos una breve explicación y te llevaremos por todo el proceso, con previos resultados de otros pacientes y la realidad explícita y detallada. Pide tu respectiva consulta hoy mismo.

 

Recent Posts

Leave a Comment

Start typing and press Enter to search