No debes temer a una endodoncia

 In Blog

¡Bienvenido, querido lector! Es un placer tenerte de nuevo en este espacio que Impladent ha creado especialmente para ti que te preocupas por la salud y la apariencia de tus dientes, en este blog te compartimos información, tips y todo lo que necesitas saber sobre los procedimientos de los profesionales en la ortodoncia.

Cuando acudimos al dentista y este nos dice que definitivamente necesitamos una endodoncia, nos aterramos y queremos salir corriendo del consultorio pensando en que nos abrirán todos los dientes y que seguramente nos colocarán frenos o alambres, esto es un miedo sin fundamentos, pues la endodoncia es simplemente un procedimiento para garantizar la salud de todas las piezas dentales y que tu sonrisa luzca siempre sana y radiante.

Este procedimiento es también conocido como tratamiento de conductos y se trata de eliminar la pulpa de los dientes, limpiándolos a fondo y conservando su salud evitando infecciones y mal aliento, que es una de las causas más comunes de falta de autoestima en los pacientes.

¿Qué es la pulpa te preguntarás? La pulpa es la parte inferior de los dientes, la cual como su nombre indica está localizada en los conductos pulpares, los tejidos de esta zona son muy delicados, pues están compuestos de muchos vasos sanguíneos y nervios.

¿Cuándo se debe realizar la endodoncia o tratamiento de conductos?

Cuando la caries ha alcanzado la parte interior de los dientes dañando aún más los nervios e infectando la zona, la limpieza retira toda la caries existente, cuando se encuentre el diente libre de caries, se tapa o sella con un material biocompatible que permite la sanación de los nervios, evitando que la caries siga avanzando.

Antes de los procedimientos modernos de endodoncias, lo común ante una caries era retirar la pieza completa, eso afectaba muchísimo a los pacientes, además del dolor insoportable después de la recuperación, es quizás este el motivo por el cual aún sienten tanto miedo de acercarse a un dentista.

Con las técnicas modernas es posible retirar solamente el tejido blando que está afectado por la caries, asegurando la conservación de la pieza dental, protegiendo así la estética de la dentadura del paciente eliminando a la vez el problema sin necesidad alguna de extracción de una pieza dental.

El tejido blando del que hablamos se extiende desde la corona del diente hasta la punta de la raíz del mismo, esta raíz se encuentra sujetada del hueso de la mandíbula, cuando este tejido se daña, no es capaz de regenerarse por sí mismo, por lo que la infección avanza y muere, una de las causas más comunes de la muerte del tejido blando del diente es precisamente la caries, una fractura en los dientes por un golpe o accidente es también causante de la muerte de dicho tejido, cualquiera de estas posibles causas infecta el tejido, resultando en dolores insoportables y acompañados por fuertes migrañas.

Afortunadamente hace 20 años atrás se logró conseguir el tratamiento de conductos, revolucionando para siempre la medicina dental, una de las características más apreciadas de éste método y que ya hemos comentado es la conservación de los dientes, esta característica debería disuadir para dejar de temer tanto a la palabra endodoncia, pues más que ser una terrible tortura, es la solución al dolor insoportable y a la conservación de tu sonrisa, como ves no hay nada que temer.

Con la técnica de tratamientos de conductos y el cuidado adecuado de tus dientes, puedes mantener la pieza por muchísimos años más, pero como en todo lo relacionado a la salud, hay una regla de oro básica para que los resultados se mantengan, necesitamos que pongas de tu parte, cuidando la salud e higiene diarias de tus dientes, lavarlos como el médico te los señala y acudir a consultas periódicas para conocer el estado de la salud dental, sabemos que la mejor medicina es la prevención, así que si no quieres escuchar, pese a lo que te hemos comentado en este blog sobre la endodoncia, cuidate y acude a vistas con tu dentista, un chequeo rápido y una profilaxis periódica te ahorrarán terribles dolores y procedimientos innecesarios.

La endodoncia es uno de los tratamientos médicos dentistas que más beneficios han traído a la profesión y a los propios pacientes, es considerado como la mejor manera de tratar los problemas en los tejidos blandos sin dañar el diente, teniendo que perderlo, al contrario, el sellado y el trabajo es tan bueno, que no recordarás que en algún momento tuviste una terrible caries que casi te cuesta la pieza dental.

Con la endodoncia recuperas tu sonrisa, conservas la salud de tus dientes y dejas de lado el miedo a sonreír ampliamente debido al mal aspecto de los mismos y al mal aliento que la infección causa, no tienes por qué cargar con estos complejos, nada mejor que cuides tu salud bucal para evitar dañar algo más profundo que la raíz de tus dientes.

No dejes que el problema avance más, cuida tu salud y deja de lado los temores infundados a nuestra profesión, recuerda que estamos para ayudarte no para dañarte, si dejas que el problema avance, no sólo el dolor será incontrolable, también perderás definitivamente la pieza  y tendrás que recurrir a métodos más complejos y costosos, como los implantes dentales.

En Impladent tenemos a los mejores profesionales dentistas que te ayudarán a resolver tu problema, asiste a una visita de chequeo con nosotros, sólo así podremos diagnosticar el problema que te aqueja, no dejes pasar más tiempo y elimina el dolor innecesario de una caries.

Recent Posts

Leave a Comment

Start typing and press Enter to search