¿QUÉ ES UNA ENDODONCIA Y CÓMO SE LLEVA A CABO?

 In Blog

Te damos la bienvenida al blog de Impladent, un espacio dedicado para ti donde encontraras información y tips sobre lo que debes saber de la salud, estética y cuidado bucal y los servicios profesionales de ortodoncia y odontología que ofrecemos. En esta entrada hablaremos sobre lo que debes saber de la endodoncia y cómo lleva a cabo el procedimiento.

Cuando se trata del cuidado de los dientes dañados a causa de una carie que ha llegado hasta la raíz nerviosa, algún daño en la dentina por un golpe o por una infección que afecte la pulpa del diente, el mejor tratamiento que puede realizar el dentista para salvar el diente es la endodoncia.

Este tratamiento consiste en la extracción parcial o total de la pulpa, que es la parte interna del diente en donde se localizan en los conductos pulpares, un tejido en forma de hebra compuesta de muchos vasos sanguíneos y nervios. Cuando una infección o carie llega a la pulpa, o ésta queda expuesta en caso de una fractura dental, se produce mucho dolor.

Anteriormente eran pocos los lugares donde se aplicaba este tratamiento, por lo general se optaba por extraer los dientes que tuvieran la pulpa dañada. Hoy en día, gracias a los avances tanto en tecnología como en técnicas de tratamiento odontológico, la endodoncia ha ayudado a salvar esos dientes dañados.

Como mencionamos al inicio, la aplicación de este tratamiento es necesaria cuando la pulpa se ve afectada, lo que causa inflación o se enferma. El primer síntoma de que la pulpa esta inflamada o enferma es el dolor en diente o en la zona de la encía donde se localiza el diente dañado, el dolor puede ser punzante de gran intensidad o de menor intensidad, pero constante. De igual manera puede presentarse sensibilidad prolongada al calor o al frío (a los cambios entren uno y otro), decoloración del diente, inflamación y sensibilidad en las encías adyacentes. Si se detecta alguno o varios de estos síntomas, debes acudir con un especialista, como los que puedes encontrar en Impladent.

Si no se detecta de maneta oportuna el daño de la pulpa, se puede formar un depósito de pus en la raíz del diente, lo que provoca un absceso por infección y puede, incluso, destruir el hueso que circundante del diente; que traerá como consecuencia la pérdida de la pieza dental, o complicaciones mayores como la celulitis facial o la osteomielitis. También la infección puede transmitirse por la sangre y provocar sepsis, que es afección seria.

¿Cómo se lleva a cabo?

Una vez que el especialista haya revisado tu caso y considere oportuno aplicar un tratamiento, se llevará a cabo un proceso que sólo tomará un par de citas, aunque puede variar dependiendo el daño y las recomendaciones del dentista. El primer paso por realizar es tomar una radiografía detal de la zona en donde se localiza el daño. En ésta se observa si la infección afecta al nervio. En caso de que en la radiografía no se logre apreciar lo anterior, se somete al diente a pruebas de temperatura, percusión y sensibilidad. Esto es para determinar si se puede optar por otro tratamiento.

En caso de ser la endodoncia la única opción se iniciará el procedimiento aplicando anestesia local, sin importar si existe daño vital en nervio o no. Una vez que la anestesia haya comenzado a surtir efecto se procederá a aislar el diente colocando una grapa y hule sobre el diente con el objetivo de mantenerlo libre se saliva.

Posteriormente se eliminará el tejido nervioso (parcial o totalmente, según sea el caso) que este dañado por caries o por la infección, limpiando y limando los restos del diente para desinfectar por completo los conductos.

Por último, se llevará a cabo la obturación, que es proceso de rellenar los conductos con un material inerte y que no sea rechazado por el cuerpo. Este material puede ser sólido, como la gutapercha y puntas de plata (ambos prácticamente en desuso); o plásticos, que son los más comunes, como las pastas antisépticas, de Walkoff y de maisto, cementos de zinc o a base de resina plástica, entre otros.

Una vez sellado se debe restaurar el diente. Para su protección se puede colocar una corona dental que puede ser de cerámica, zirconio, métalo-cerámica, métalo-resina, metálica, entre otros materiales. Dependiendo de la cantidad perdida de la estructura del diente es el tipo de restauración que debe proceder.

Posterior al tratamiento se debe evitar morder cosas con el diente tratado hasta que restaure por completo, evitar mascar chicle y comer cosas duras o que se puedan pegar a los dientes, y respecto al cepillado de la zona se debe hacer de manera habitual, pero una forma suave.

Como vemos es un tratamiento rápido y al ser aplicado por un especialista, como los que encontrará en Impladent, es prácticamente indoloro. Las ventajas que tiene es el evitar la extracción de la pieza dental, en eliminar y prevenir infecciones y el evitar otros tratamientos que pueden ser más costosos, como un implante dental para sustituir el diente.

Recuerda que en todo momento se debe mantener una correcta higiene bucal para evitar cualquier tipo de daño en los dientes y mantener su estética. En casos de molestias te recomendamos visitar a los especialistas de Impladent, la clínica dental que cuenta con los mejores odontólogos y dentistas especializados en llevar a cabo los cuidados, tratamientos y procedimientos para que recuperes y no pierdas la perfección de tu sonrisa.

Operamos de la manera más cuidadosa, ética y con un trato respetuoso, por esto que estamos consiente de lo delicado que es para muchas personas hablar del tema de la salud bucal. Nos encontramos en constante capacitación en México, como el extranjero, siempre comprometidos con la excelencia y a estar a la vanguardia en nuestras técnicas de servicio y de los materiales que utilizamos.

Te invitamos a conocer más de nuestros servicios en nuestra página web y a solicitar una cita de valoración para que uno de nuestros especialistas pueda proponerte el tratamiento ideal para ti.

Recent Posts

Leave a Comment

Start typing and press Enter to search